7 Pasos para convertir un frente de cajón en perchero

congafasdecolor.com (33).jpg

Últimamente parece que he recobrado mi lado más DIY, vamos el hazlo tú de toda la vida. En alguna ocasión ya os he comentado que tengo un espíritu muy artesanal, que me encanta eso de mancharme las manos y que me puede dejar volar mi imaginación para sacarle provecho a cosas que aparentemente no tienen más posibilidades. Pues en esas estoy, últimamente, por eso hoy os voy a enseñar como he RECICLADO un sencillo frente de cajón hasta convertirlo en un perchero de los más florido.

Cuando tuvimos que cambiar la cómoda de nuestro cuarto, porque su vida útil estaba tocando a su fin. (Y no será porque mi señor marido no trató de arreglarla afianzando los cajones para que aguantaran un poco más). Pues lo que os contaba que al desmontarla para deshacernos de ella, vi que algunas partes podían convertirse en otra cosa. Y el DIY de hoy es una de esas cosas que se me ocurrieron hacer.

Pues como os digo guardé varias partes de esa cómoda y es que a mí esto de reciclarrenovar me fascina, además estaba segura que le sacaría provecho. En concreto, el que nos incumbe hoy, tras darle algunas vueltas me di cuenta que podía convertirlo en perchero. Que por otra parte estaba necesitando en una de las habitaciones de casa.

Voy a describiros el paso a paso que realicé para que pasara a ser un bonito perchero, bueno al menos a mí me gusta. Y espero que a vosotr@s también. Ya veréis que es sencillo de hacer.

LOS MATERIALES

  • 1 frente de cajón
  • 3 pomos de madera
  • taladro
  • broca
  • masilla restauradora
  • masilla para madera
  • metro
  • atornillador
  • lija fina
  • barniz al agua
  • avellanador
  • pintura laca marfil
  • pintura laca rosa
  • pintura laca verde hoja
  • rama
  • flores artificiales
  • pistola de pegamento caliente
  • palillos de diente
  • trozo de madera
  • trozo de poliexpan
  • lápiz

Todos estos son los materiales que he utilizado en los distintos pasos, aunque no los veáis todos en esta imagen irán apareciendo a lo largo del post.

1

1er. PASO: PREPARAR LA BASE

Como es un frente de cajón tiene la acanaladura donde encajaba el panel del fondo del cajón. Con lo cual se ve por el costado esa hendidura. Para evitarlo usamos una masilla especial para cubrir ese hueco. Aunque podríamos rellenar todo el canal, además de no verse, al ser el lado que va pegado a la pared, sería un gasto de material innecesario.

Una vez que hayamos rellenado por ambos lados del frente de cajón, le aplicaremos una masilla restauradora en un tono parecido a la madera. En este caso en tono envejecido. Dejamos que seque un poco y lo lijamos para igualarlo.

23457

2o. PASO. MARCAR Y MEDIR

Como vamos a colocar tres pomos para convertirlo en perchero, necesitaremos hacer solo uno de los agujeros. Ya que utilizaremos los dos agujeros,que ya están hechos, donde antes iban los tiradores del cajón. Así que mediremos para abrir este orificio a la mitad de la tabla, tanto a lo ancho como a lo largo.

Aprovecharemos para marcar los dos agujeros a ambos lados de la tabla, donde atornillaremos el perchero a la pared. También a la mitad y a unos 1,5 cm del extremo.

8.jpg

9

3er.PASO. TALADRAR

Con el taladro abriremos tanto los agujeros para colocar los pomos como los de atornillar a la pared. A mí se me olvidó utilizar el avellanador antes de barnizar la tabla, así que este es el momento de hacerlo. De esta forma cuando atornillemos los pomos el tornillo quedará a ras de la tabla y no nos molestará a la hora de colocarlo en la pared. Esto es algo de lo que me di cuenta a posteriori por eso os lo comento ahora.

¡Me encanta esta foto que me hizo mi hijo con el taladro!.

11.jpg

10.jpg

4o. PASO. BARNIZAR

Para proteger la tabla y darle un aspecto más pulido he utilizado un barniz al agua. Que seca más rápido que el de poliuretano y es más limpio. Aproveché para dar una mano también a la rama que servirá de adorno al perchero. Lo de la rama fue una improvisación, porque pensé que el perchero no estaba completo tan solo con los pomos de colores.

12.jpg

13.jpg

5o. PASO. PINTAR LOS POMOS 

Para pintar los pomos con comodidad utilicé un trozo de poliexpán, que era una base de tarta de chuches que le regalaron a mi hija, y los puse sobre unos palillos de dientes que pinché sobre él. En cuanto a los colores que elegí, no fueron arbitrarios, ya que son tonos que tiene la habitación donde va a ir colocado. El verde y el rosa son tonos mezclados por mí.

14.jpg

6 o. PASO. PEGAR LA RAMA Y LAS FLORES

Como os comentaba antes, me parecía que quedaba soso el perchero tan solo con los pomos. Y después de darle vueltas, se me ocurrió darle un aspecto primaveral y muy natural. Busqué una rama, producto de la poda de nuestro jardín y le añadí unas flores de tela de unas ramas que tenía en un jarrón. Mi hija y yo nos lo pasamos muy bien decidiendo la colocación de cada flor y hojas.

16.jpg

18.jpg

19.jpg

17.jpg

20.jpg

7o. PASO. ATORNILLAR LOS POMOS

Como antes os dije es necesario avellanar los agujeros donde irán alojados los pomos. Porque sino quedan sobresalientes y molestan a la hora de atornillar a la pared.

24.jpg

21.jpg

Pues tan simple como esto, son los pasos que dimos para lograr convertir en perchero este frente de cajón. En el proceso me acompañaron mis dos hijos, a los que les gusta esto de ayudarme a hacer cosas manuales y que están más que acostumbrados a verme enredada con todo tipo de cosas.

* Ahh, se me olvidaba para camuflar los tornillos le dí con laca de uñas de color marrón.

Confío en que os haya servido de inspiración y os haya gustado el DIY de hoy. La foto de la habitación donde lo he colocado no es de muy buena calidad, porque no conseguía tener buena luz. Pero me parecía importante mostraros donde está colocado.

Y a vosotr@s, ¿ Os gustan las manualidades?, ¿ Os gusta reciclar y darle una nueva vida a ciertas cosas?. Ya me contaréis, hermosuras. Os mando un gran saludo y os deseo un bonito día.

22.jpg

25.jpg

23.jpg

5 Replies to “7 Pasos para convertir un frente de cajón en perchero”

  1. Te ha quedado divino Cristina: el detalle con la rama de almendro es precioso. Me gustan las manualidades. A mi hijo pequeño lo puedes tener horas y horas reciclando. Con una caja de zapatos hace maravillas. Pero a mí me cuesta más. Me falta la paciencia necesaria para esperar a que seque una cola determinada, para lijar el tiempo necesario. Lo que más me gusta de este tipo de manualidades es la capacidad que tenéis para crear, sin necesidad de gastar nada. Aprovechando las cosas que tenemos y en consecuencia reciclando. Un beso y vamos a por abril.

    Me gusta

    1. Ohh,gracias Laura. No te creas que yo tengo la virtud de la paciencia, más bien me pueden las ganas de enredar como yo digo. Y es que veo algo que puedo cambiar o mejorar y no paro hasta que lo hago.
      Lo de la imaginación y la creatividad me viene desde que era niña. Para las personas tímidas e introvertidas como yo era el refugio idóneo, se me pasaban las horas dibujando y haciendo manualidades.
      Un beso grande y a por abril.

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s